Manuel Pérez Morales
Manuel Pérez Morales

Por el Derecho a Saber

Elecciones 2016

Oaxaca

Mayo/2016

Manuel Pérez Morales, del PSD: “Nos pagan bien por hacer política”

  • En entrevista, el aspirante al Gobierno de Oaxaca acepta que la gestión social y gestionar proyectos le arroja muy buenos dividendos económicos a su organización. 
  • Advierte que la pulverización de la izquierda y no haber logrado armar un solo proyecto, con una sola candidatura le abre las puertas al PRI.
  • Quien triunfe va a requerir del apoyo de otros actores políticos para garantizar la gobernabilidad y estabilidad en el estado, dice.
  • Desconfía de Benjamín Robles y Salomón Jara; no cree que Estefan sea de izquierda y acepta que su ex partido, el PRD, ya no representa a esta corriente.
  • Como ex profesor critica al magisterio radical, que en más de 30 años de lucha nunca se esmeró en la creación del hombre nuevo y promover los cambios. 

“Aquí en México nos pagan para hacer política y nos pagan bien”, confiesa sin tapujos el candidato del Partido Social Demócrata (PSD) a la Gubernatura, Manuel Pérez Morales, quien se ufana que de ganar el sí gobernaría y no los “poderes fácticos” que controlan la actual administración de Gabino Cué Monteagudo.

Ex fundador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) considera que la elección del próximo 5 de junio será un referéndum para calificar al gobierno de “alternancia” que encabezó Cué Monteagudo y que perjudicará a su “delfín” José Antonio Estefan Garfias.

Aunado a ello, dice, con la “pulverización” del voto de las “izquierdas”, lo único que están haciendo los partidos PRD, del Trabajo (PT) y Morena es legitimar un triunfo de Alejandro Murat Hinojosa.

Lo que es peor, aventura con ironía, es que “el peor adversario del PRI (llámese Andrés Manuel López Obrador) hoy se ha convertido en el mejor amigo del PRI y su mejor ayudante. Hay algunos que dicen que están ayudando a Salomón Jara para que crezca su porcentaje de votación y hay algunos que dicen que hasta le inflan las encuestas con la idea de legitimar eltriunfo de Alejandro Murat”.

El análisis del aspirante a la silla gubernamental se basa en algunas encuestas que han sido publicadas. Sin embargo, apostilla: “Yo no he visto a Salomón y a Morena que traigan un gran arrastre en las localidades, pero las encuestas lo tienen como el 17, algunos el 20 por ciento, dicen que el PRI quiere que Salomón llegue al 20 por ciento, ¿por qué?, porque el compromiso es romper al PRD, romper a la izquierda, hacer lo que está haciendo el PT y que finalmente Alejandro Murat llegue como en su casa”.

Su argumento es que las “izquierdas” rechazaron irse en una tercera vía, porque los partidos locales como el Social Demócrata (PSD) o el Unidad Popular (PUP) fueron excluidos y despreciados.

Menciona que Benjamín Robles Montoya pudo haber sido, si en verdad tenía convicciones, quien encabezara la propuesta de la tercera vía y no lo quiso hacer.

“Con nosotros, con el PUP, con el PANAL, con el PT, se lo ofrecimos y no quiso; sabía del desenlace, sabía cuál era el juego, sabía a dónde iba a llegar; se lo dijimos y hoy se desgarra las vestiduras, pero esa pulverización de la izquierda ¿a quién sirve?, al PRI”, insiste en su teoría.

Manuel Pérez Morales no está preocupado por perder el registro estatal como partido que tienen: “Creo que hemos estado haciendo un trabajo, estamos teniendo buena respuesta (pero) se va a pulverizar la votación y quien gane la elección va a llegar con muy poco margen de triunfo con respecto al segundo y va a requerir de la necesaria incorporación y de la atención de un gobierno de coalición”.

Explica que “quien triunfe va a requerir incorporar seguramente a su gobierno a otros actores políticos para que le generen estabilidad y gobernabilidad.

Sin embargo, piensa que “la pulverización va a permitir también que otras fuerzas políticas puedan hacer crecer su porcentaje y mantenerse en el escenario, y la perversidad política se va a conocer también por los resultados. Lo digo por el caso del PT que está sirviendo de esquirol al PRI y yo espero que la historia en todo caso nos niegue la razón y se las conceda a ellos, pero lo que vemos es que el PRI supo hacer su jugada, se movió con todo mundo y fracturó a toda la izquierda”.

En la conversación arremete contra el líder nacional de Morena por “su incongruencia, porque Andrés Manuel viene y grita y habla en contra de la mafia del poder y dice que está en contra de los partidos que firmaron el Pacto por México”.

Y se pregunta: “¿Qué no él era parte de ese partido que firmó el Pacto por México?, él todavía era perredista cuando iniciaron las pláticas para la firma del Pacto por México y después se separa diciendo ya no voy con ustedes. Es tan incongruente que tiene un candidato que se leha cuestionado por los malos recursos, los malos manejos del recurso público y no quiso caminar con la izquierda”.

Respecto al gobierno aliancista que llegó en 2010, opina que “con Gabino gobiernan los poderes fácticos porque son quienes lo hicieron gobernador. Y Jorge Castillo es parte de un poder fáctico. Entonces, nosotros pensamos que quien debe gobernar es quien elija el pueblo y quien debe de estar al frente de la administración es quien se comprometió con el pueblo para que le dé resultados. Por eso Gabino va a tener su respuesta en la votación (del 5 de junio)”.

– ¿Va a ser el voto de castigo, ¿para qué o para quién?

– Seguramente sí, para Gabino, pues sí porque el candidato de Gabino es Pepe Toño ¿no?

– ¿Quién financia al PSD?

– El Pueblo, no hay empresarios, no hay políticos detrás que al final de cuentas son los que mueven los hilos del gabinete. De nosotros se han dicho muchas cosas desde la creación del PSD; que nosotros no fuimos un PRS (Partido Renovación Social), por ejemplo, que por encima de violar todas las disposiciones legales le dieron un registro. Nosotros tuvimos que cumplir dos años para la consolidación del partido, un año más en los tribunales para conseguirlo y nos acusaron que éramos un partido que creó Diódoro (Carrasco), que luego que (José) Murat, que Flavio Sosa, que Jorge Castillo, que Jorge Franco, y vean quiénes estamos aquí”.

Justifica: “Demostramos, con el paso del tiempo, que lo creamos con nuestra propia fuerza; lo financiamos con recursos propios y de la gestión que hacíamos y hoy sobrevivimos con las prerrogativas, no nos va mal, recibimos medio millón de pesos de prerrogativas al mes, es mucho dinero, considerando que somos un partido que no produce algo tangible, lo tenemos que reconocer”.

– ¿Es un sueño para ti gobernar Oaxaca?

– Es un sueño para mí que le vaya bien a Oaxaca. ¿A quién no le gustaría gobernar? A los que estamos haciendo política nos gustaría ser gobernador. Si me preguntas qué me gustaría hacer después de ser candidato a gobernador y no lo soy, pues me gustaría seguir estando en alguna posición de representación, no sé si popular o partidaria, porque creo que puedo hacer algo y lo puedo hacer mejor que estando en otros lados.

MEMORIA DE REPRESIÓN Y TRAICIONES

Pérez Morales reconoce que a estas alturas del proceso no declinaría por nadie de las “izquierdas” porque recuerda que en 1992 el actual candidato del PRD-PAN ordenó expulsar a su grupo, de la Cámara de Diputados cuando protestaban por un desalojo en las colonias“Vicente Guerrero” y “Guillermo González Guardado”, municipio de Zaachila.

Estefan Garfias era entonces Secretario General de Gobierno, durante el sexenio de Diódoro Carrasco Altamirano y Héctor Anuar Mafud era el presidente de la Cámara local de Diputados.

Recuerda que aquel día su ex compañero Flavio Sosa salió con la ocurrencia de cantar el himno nacional, como lo cantaron en Chile, pensando  que esto iba a parar a los policías; por el contrario, aún con todo himno nacional “nos dieron una santa madriza. Si no entra Alberto Reyna, que hay que reconocerlo y le agradecemos, era entonces diputado, con su charola en la mano y se mete en medio de la policía y dice: soy diputado, dejen de golpearlos; si no, nos hubieran golpeado más. ¿Y Salomón (Jara) dónde estaba? Venía regresando de la Casa Oficial y arrancó a correr para allá. Los únicos que nos quedamos fueron Flavio Sosa y yo;después instalamos una huelga de hambre ahí frente a la Catedral, con la gente toda ensangrentada. Fue a finales de octubre, porque recuerdo que Salomón en lugar de estar con nosotros, se fue a su pueblo a celebrar el Día Muertos y nos dejó a nosotros ahí en el plantón”.

Dice sin embargo, que al hoy candidato de Morena a la Gubernatura, no le guarda rencor, “únicamente le señalo sus errores”.

Aclara que Salomón “no fue nuestro dirigente, Salomón fue parte del equipo, Salomón no fue el que nos formó, ¿quién fue nuestro maestro? Guillermo González Guardado –dirigente perredista fallecido-  y Salomón era parte de la célula”.

Para Manuel Pérez Morales el PRD “dejó de ser el partido de izquierda que muchos soñábamos; la alternativa donde los mexicanos y los oaxaqueños en particular, pudiéramos cobijarnos para buscar una nueva sociedad, pero lo que se fortaleció fue la lucha entre los grupos por el poder”.

Acepta que “a partir de que el PRD empieza a ganar presidencias, diputaciones, senadurías, la lucha se vuelve más fuerte y se empieza a distorsionar el verdadero quehacer de este instituto político. Entonces nos empezamos a dar hasta con la cubeta todos; era parte del juego porque formábamos parte de una corriente, la Unión Campesina Democrática (UCD)”.

La UCD fue fundada por Salomón Jara, Flavio Sosa, Rey Morales y Manuel Pérez Morales, quienes luego participaron en la fundación del PRD y ¿ahora quiénes están?

-Carol Antonio Altamirano (priista fundador de la agrupación Democracia 2000 y actual presidente estatal del PRD) y Hugo Jarquín (Secretario general del PRD), quien siempre ha servido a los intereses del PRI. Y el actual candidato del PAN-PRD, es el priista José Antonio Estefan Garfias, fue el principal represor de movimientos perredistas en aquella época.

Entonces, el PRD en Oaxaca, ¿ya no es de izquierda?

– Primero, quienes lo dirigen ya no son gente que viene con formación ideológica de izquierda;nadie y si me dieran un nombre, yo te puedo decir quiénes son. Nadie de ellos son gente formada en la izquierda, que hayan vivido o hayan pasado por todo un proceso de formación ideológica, como lo pasamos nosotros, no dieron la lucha para constituir una alternativa en Oaxaca.

“Tu servidor estuvo a punto de ser asesinado por lo menos cinco veces en la lucha contra el cacicazgo; fui cinco veces candidato a diputado por el PRD y fuimos a la cárcel por lo menos dos veces por nuestra lucha social. Hicimos una serie de manifestaciones en defensa de los campesinos y de los trabajadores, todos y, bueno, ahí está la historia”, puntualiza.

Considera que Salomón Jara es un compañero más, desafortunadamente “llegó un tiempo en que ya no pudimos coincidir los que veníamos caminando juntos como Flavio Sosa, Rey Morales e incluso Amador Jara.” Amplía su comentario:

“Salomón Jara es un cuadro más que se formó en la izquierda, a él le tengo que reconocer en todos lados su dedicación, su esfuerzo, es una gente que trabaja mucho (pero) su congruencia ideológica no me queda ya muy clara porque fue funcionario del gobierno de Gabino y demostró que la tentación o que el dinero o que el poder es muy fuerte y cayó en tentaciones”.

En la actualidad, señala, “está cuestionado por ser uno de los funcionarios corruptos del gobierno actual. Me parece que ha sido un tanto incongruente en su planteamiento porque, incluso, yo a él lo invité a que formáramos parte de un gran frente en Oaxaca que pudiera construir una tercera vía y ganar la gubernatura de Oaxaca y no lo quiso hacer”.

“Pudimos estar ahí el PSD, pudo haber estado el PUP si se dice de izquierda, pudo haber estado el PT si se dice de izquierda, ellos mismos como Morena”.

-¿Aunque él hubiera sido él el candidato, o tendría que haber sido usted?

– No, mira, yo no soy candidato porque esté obsesionado en ser gobernador. Creo que hubiésemos discutido el perfil idóneo para quien fuera candidato, que bien pudo haber no sido ninguno de los dos, bien pudo ser una tercera persona.

– ¿Benjamín Robles?

– No estoy convencido de que Benjamín sea de izquierda.

– ¿Quién podría haber sido entonces? ¿Hubiera apoyado a cualquiera?

– Hubiéramos apoyado, primero, el proyecto. Es decir, necesitamos construir un proyecto de izquierda, que ayudara a la gente, que beneficiara a los oaxaqueños, una gente que ame a Oaxaca y teniendo la base fundamental del proyecto tendríamos que discutir quién podría encabezarla.

Para el también dirigente del PSD los candidatos, muchos de ellos, se forman durante su vida para aspirar a un puesto de elección popular y traen consigo ya un reconocimiento social; otros lo alcanzan con el apoyo de las instituciones, en este caso los partidos; otros más en base en sus propuestas. Se pudo haber combinado todo esto y haber encontrado a un hombre o una mujer que pudiera encabezarlo.

-¿Y entonces, ¿por qué no se logró?

– Yo no sé, habría que preguntarle a ellos, pero lo intentamos y hay testimonio que en caso nuestro lo intentamos hasta lo último; incluso le hicimos un planteamiento al PUP para que camináramos juntos y al final no se pudo concretar.

El aspirante a la gubernatura de Oaxaca reconoce que dejó al PRD en el año 2000 por las incongruencias que se dan y se dedicó más al trabajo de gestión social, a fortalecer a la asociación civil que dio origen a su partido donde acepta que se quedaba “hasta con el 10 por ciento que lo permite la ley. Entonces, tú haces una gestión, te conviertes en elaborar proyectos, en darle seguimiento en hacer la gestión, sale la gestión, te conviertes en ejecutor y como ejecutor tú recibes tus gastos de operación”.

Todo ello, asegura,  le permitió mantener a su familia.

¿Qué rompió la amistad con sus ex compañeros de izquierda?

-El poder, el poder, yo creo que eso nos hizo daño a todos, a partir de que empezamos a saborear las mieles del poder, empezamos a tener caminos distintos y visiones diferentes.

LA LUCHA MAGISTERIAL

El actual diputado local, quien es profesor de educación primaria y licenciado en derecho, reconoce que durante ocho años no solo participó en el movimiento magisterial, desde los tiempos del dirigente Pedro Martínez Noriega, sino que se convirtió en activista; después en representante y delegado de la sección 22 ante el SNTE.

Después de recorrer durante casi tres años el país, se integró a la primera comisión ejecutiva que presidió entonces el profesor Aristarco Aquino Solís, como integrante de la Coordinadora Estatal.

Sin embargo, en 1987 renunció a su plaza de maestro para incorporarse al movimiento del Frente Democrático Nacional que encabezaron Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo. Luego dos años después, le tocaría ser fundador del Partido de la Revolución Democrática.

En entrevista en Por El Derecho a Saber, elecciones 2016  revela que su padre Manuel Pérez Pérez y su madre Celia Morales Rodríguez, casi lo obligaron a estudiar la carrera de educación normal porque era la única forma que podían ayudarlo.

Recuerda que desde muy joven le gustó la política: “Fíjate, yo quería estudiar derecho desde que salí de la secundaria, pero ya había el movimiento ahí en la UABJO, y entonces mi papá me dijo: si te quieres ir de revoltoso, pues mejor te voy a comprar una manada de chivos y te vas a cuidarlos porque va a ser más productivo. Y agregó: la única forma en que te puedo ayudar es irte a estudiar de maestro porque en aquél entonces de la Normal, tú salías con plaza segura, y tenías un sueldo de por vida”.

Su opinión acerca del movimiento magisterial está llena de crítica: “Lamentablemente a mas de 30 años del inicio del movimiento me lastima mucho pensar que el magisterio oaxaqueño no ha logrado comprender, en gran parte de los maestros, está verdadera vocación. Tú tienes que convertirte en el agente del cambio, si no, no tiene ningún sentido tu función”.

“Yo he discutido con algunos maestros de la sección 22, diríamos de la vieja guardia, de mi época, con los que veníamos, entonces, luchando por que cambiaran las cosas en el sindicato y creo que coincidimos que hoy han cambiado las cosas y hemos coincidido que los maestros sí hubiésemos cumplido con nuestra tarea, con nuestra función de educar bien, de crear generaciones más críticas, más preparadas, hoy no tendríamos los gobiernos que tenemos”. Se explaya:

“Ha tenido el magisterio por más de 30 años en sus manos, y lo he dicho  en otras ocasiones, la masa fundamental para crear al nuevo hombre y no lo ha hecho. No lo ha hecho porque desafortunadamente más del 50%, y espero no equivocarme, no tiene la vocación magisterial”. Continúa sobre el mismo tema:

“Otros más no tienen la preparación académica; ahí tienes a maestros que heredaron la plaza, que compraron la plaza, que consiguieron por andar marchando, pintando, gritando el apoyo de alguien y se convirtieron en maestros, entre comillas, y que se paran frente a grupo y no saben qué decir. Da tristeza que en lugar de que se pongan a decir que son radicales y que quieren cambiar el mundo tomando calles, no se ponen a cambiar el mundo formando nueva gente”.

Para el dirigente del PSD y candidato, “hoy puede hacerse más, no en las calles, sino en las aulas; hoy tendríamos, insisto, generaciones, quizás de presidentes municipales y por qué no hasta de gobernador. Estamos hablando de treinta y tantos años ya de lucha, que estuvieran al frente de nosotros y que no estuviéramos votando por los mismos, por las mismas propuestas, por las mismas ideas, por la misma gente y quejándonos siempre de lo mismo”.

-0-